El Antídoto

Horacio está cansado de la injusticia del mundo, así que decide hacer su proopia justicia, sin darse cuenta que en el proceso se convierte en lo que él quiere erradicar.